Info

¿Qué es este blog?

Me gusta imaginar que voy en un autobús mirando por la ventanilla, y afuera veo pensamientos. De vez en cuando una de esas ideas me llama la atención, entonces le saco una foto. Esas fotos son lo que comparto acá: Paisajes de pensamientos o experiencias propias que me resultaron lo suficientemente interesantes como para transcribirlas en palabras. Fotos hacia adentro.
La mayoría de los post relatan mis intentos de entender la realidad, mis intentos de encerrarla en un concepto, en una idea bonita que pueda guardar en mi cabeza y sentir que entiendo algo de esta vida. Al mismo tiempo, y de forma muy irónica, delatan mi incapacidad para hacer eso, para dejar de cuestionar, de investigar.

Durante muchos años escribí estos pensamientos de forma caótica y los fuí guardando, sólo por el gusto de escribir. Cuando traté de releerlos me di cuenta de que era algo muy dificil de entender y que habían temas que volvía a tratar una y otra vez. En vez de seguir haciendo eso, me he propuesto ordenarlos de una manera más accesible y un poco más organizada. Podría haber hecho ésto de forma privada, pero quiero sacarlos a pasear para que se encuentren con otros pensamientos de otras personas y ver que surge de esos encuentros. Bienvenidos a mi mente.

Info


¿Quién soy?

Mi nombre es David Esteban y nací en 1986 en Mendoza, Argentina (Si señora, mi apellido es Esteban, créalo o no).

Muchos de los temas que trato en wacalamakana.com pueden ser catalogados cómo “espirituales”, sin embargo no me considero alguien “espiritual.” Con el tiempo he generado cierto rechazo a esa palabra… no se porqué. No me gusta la idea de comportarme de determinada manera para poder “entrar” dentro de un término. Si lo que hago yo de forma natural me lleva a eso, genial, pero no me interesa esforzarme para crear una imagen de mi que sea espiritual. No me interesa la cáscara, la máscara, la etiqueta. No me interesa adelgazar para poder vestir un personalidad espiritual y pacífica. Me interesa indagar en como voy viviendo mi vida de una forma honesta, ver como por ejemplo en este momento siento rechazo hacia esas cosas espirituales, y cuestionarme ese rechazo, darme cuenta como estoy creyéndome que estoy por encima de eso, y ver lo ridículos que son todos esos pensamientos. Eso es más cercano a lo que soy que una etiqueta.

Algo que si me gustaría decir, quizás a modo de aclaración, es que no he estudiado formalmente filosofía, ni psicología, ni teología, ni nada por el estilo. Lo que escribo acá son experiencias o ideas que voy formulando pero no tienen, ni pretenden tener, ningún aval académico. Tampoco recibo mensajes desde el más allá, ni soy un ser iluminado, ni nada que pueda darme algún aval místico y/o sobrenatural. En resumen, nada de lo que usted puede encontrar acá es objetivamente cierto, ni pretende serlo.

Yo veo estos posts como si fuesen dibujos o esculturas: son creaciones mias que voy escribiendo y definiendo a mi gusto por el sólo placer de escribirlas, de crear algo. Y lo pongo acá para que llegue a un público. Después cada uno puede usar lo que lee como quiera. Si usted encuentra algo útil y quiere probar de vivir así ¡me parece genial!, en serio. Pero por favor señor lector, tenga siempre en cuenta que puede estar leyendo pensamientos de alguien que, aunque oficialmente no haya sido diagnosticado así, quizás este loco.

¿Querés saber algo más acerca de mi? Pregunta y con gusto responderé.


¿Por qué escribo?

El haber leído ideas de otras personas me ha ayudado a mi a cambiar, a experimentar cosas que por mi mismo no hubiera llegado a experimentar. Es por ese mismo motivo que decido compartir mis ideas: Sueño con que esto pueda ayudar, aunque sea un poquito, a otra persona que esté pasando por cosas similares a las que he pasado y aún estoy pasando (obsesión, ansiedad, crisis existencial, stress, dificultad para tomar de decisiones, etc). Soy consciente de que no tengo ningún tipo de autoridad en estos temas, y posiblemente sea mucho mejor leer cosas de gente que efectivamente llegó a un estado de felicidad y plenitud absoluta (que no es mi caso), pero de todas maneras quiero hacer ésto. Quiero crear un espacio honesto donde poder ir contando las ideas que se me ocurren, sin esconder que a veces la vida se siente como una mierda.

He visto muchos blogs de psicólogos o coach con frases motivacionales o métodos para “mejorar” mi existencia. Creo que algunos de esos blogs están muy buenos pero no quiero que éste blog sea eso. Por un lado porque eso ya existe, y por otro lado porque quiero crear algo que a mi me guste. Aparte de intentar ayudar a otros, ésta es la otra razón por la que escribo: A mi, personalmente, me gustaría encontrarme con algo así en internet, ver que no estoy sólo en este mar de sin sentidos. Quizás sea una manera extraña de ayudarme.
Mis posts no son necesariamente optimistas, son enredados, largos, complicados, pero me gusta que sean así.  Cuando estoy triste o enojado los mensajes positivos, las afirmaciones, los discursos motivacionales, no tienen mucho efecto en mi. Quizás a otros le sirvan y quizás en determinados momentos me hicieron sentir bien, pero no han sido una solución sostenible a largo plazo. Es por eso que quiero probar cosas diferentes, plantear preguntas, desarmar ideas, sin tanto optimismo y con más curiosidad y sinceridad.

Este espacio también sirve como una especie de registro de las ideas y cosas que voy experimentando. Hay veces que vuelvo a leer algo que escribí y siento que es una pavada y otras veces, a pesar de haber pasado mucho tiempo, lo vuelvo a leer y siento que lo que escribí sigue teniendo vigencia, que fue un bonito pensamiento que puedo volver a aplicar en situaciones futuras.

Algo que siempre me he preguntado es si los autores de libros de autoayuda, o en general la gente que comparte sus filosofías de vida, realmente viven de acuerdo a lo que predican. Me pregunto si realmente aplican a su vida lo que proponen que uno aplique en la suya. Creo que muchos si lo hacen, pero es una duda constante que tengo (Supongo que soy muy desconfiado). Asumiendo que vos tengas la misma duda respecto a lo que escribo acá, quiero clarificar que no todo el tiempo vivo según lo que escribo. Me contradigo mucho, vuelvo a viejos hábitos, etc. De hecho muchas reflexiones surgen justamente de ese conflicto, se crean a partir de un momento en el que me doy cuenta que estoy viviendo de una manera que no me gusta y trato de aplicar alguna locura que inventé o leí.

Creo firmemente que las ideas no tiene que ser sólo ideas, sino que tienen que poder aplicarse en la vida. Si no puedo trasladar lo que pienso a mi vida real, no tiene sentido si quiera pensar en eso. Mi intención es realmente aplicar todo esto, pero reconozco que me cuesta pasar de las ideas a los hechos, y aún no encuentro una manera totalmente efectiva de aplicarlo, y posiblemente algunas ideas mueran siendo sólo ideas. En lo posible voy a ir compartiendo las cosas que voy haciendo para aplicar lo que pienso o leo.

Dado que mi objetivo principal es indagar en mi y en la vida, no he armado este blog como un producto de consumo. Para mi no es primordial entretener a un público. En otras áreas de mi vida por lo gral. persigo un objetivo y adapto mi proceso para lograr ese objetivo. Acá estoy haciendo lo opuesto: Escribo lo que tengo ganas de escribir, de la forma en la que tengo ganas de escribirlo, sin saber que resultados van a florecer de esto. No quiero obligarme a mi mismo a adaptar lo digo para hacerte sentir bien, o atraer tráfico al blog, o pagar mis cuentas. Esto es como una ventana a traves de la cual se pueden ver los ensayos de una obra de teatro. No es una obra de teatro terminada. Si te gusta lo que ves, bienvenido.

Otra de las razones para compartir mis ideas, es que esto me permite ser criticado. Posibilita que lo que pienso salga para afuera y choque contra la realidad. Alguien leyendo lo que escribo puede ofrecerme otro punto de vista y esas pocas palabras pueden cambiarme completamente. ¡¿No es genial eso?!. Algo que también me gusta de un blog es que puede ir cambiando en la misma medida en la que yo cambio.

Más allá de todo, disfruto pensando sobre lo que pienso y escribiéndolo. Por eso lo hago.

Compartirlo con otros es una aventura que quiero experimentar.


Estilo

Otro inconveniente que tengo con el movimiento “espiritual” es que muchas veces las explicaciones que dan sobre la vida suelen ser demasiado… no se como describirlas… “románticas”. A veces siento que me están invitando a creer en algo sin que yo pueda entenderlo del todo. No quiero que se me malinterprete, a mi me encantan esas lecturas, en serio!. Tengo muchísimos libros, leo blogs, veo vídeos y tengo todo un tablero en pinterest lleno de frases positivas. También soy muy consciente que si limito lo que creo sólo a lo que entiendo, me puedo estar perdiendo de cosas geniales simplemente porque no entran por la estrecha puerta de mi racionalidad. Sin embargo, yo prefiero explicar lo que vivo de una forma que yo considero más “racional” (en el sentido vago de la palabra). Yo necesito entender lo que escribo, lo que creo. Entonces hago un esfuerzo para traducir mis experiencias en textos pragmáticos que sean simples, ordenados y relativamente lógicos. Si no está escrito así, cuando pase un tiempo y vuelva a leer lo que escribí no lo voy a entender.

Me encararía tener más habilidad para escribir. Seguramente hay una palabra para describir esa habilidad, sería algo así como “elocuencia gramática”(?). Me gustaría ser de esas personas que combinan las palabras con tanta habilidad que da gusto leer lo que sea que escriban!. Pero por el momento escribo así, como me sale. Seguramente hay errores por todos lados. Sepa disculparme, soy humano.

Probablemente notes que la mayoría de los posts están escritos en primera persona. (Nuevamente voy a comparar esto con otros blogs similares, ¡qué obsesión!). Otros autores al escribir se dirigen a “nosotros” refiriéndose a un grupo común de personas que lo incluye a él como autor y a mi como lector. Por ejemplo: “Para tener una vida feliz es necesario que nos desapeguemos de nuestra mente”. O bien sus textos están dirigidos puntualmente a vos como lector en forma de consejos: “Para ser feliz tienes que desapegarte de tu mente, cuando dejes de buscar tu identidad ahí alcanzaras la paz.” Probablemente haya una razón muy concreta y útil para que escriban así, pero yo no la conozco. Yo escribo en primera persona por que estoy hablando de las ideas que yo he visto en mi cabeza y de las experiencias que he vivido. No se nada acerca de vos, no se qué problemas estás experimentando, no se en que contexto has crecido y -sobretodo- no se si mis reflexiones se pueden aplicar con éxito en tu vida. Creo que sería muy ingenuo creer eso. Si te sentís identificado con mis experiencias y algo de lo que dijo tiene sentido o aporta algo a tu vida, me parece genial. Pero por favor, tené en cuenta que éste es mi camino, y no se para donde va.


¿Cómo escribo?

Al menos en este momento, en el que recién estoy armando todo, el blog pasa por varios estado. Lo primero que hago, qué es lo que más disfruto, es simplemente escribir sin pensar en nada. Se me ocurre una idea y empiezo a escribir acerca de eso de forma totalmente desordenada y caótica. Escribo en mi casa, escribo en el micro, escribo mientras camino, mientras duermo, etc. Esto es algo a lo que me acostumbré después de leer “El camino del artista” un libro que recomiendo mucho. El escribir ralentiza la mente y en el papel o en la pantalla puedo ver cosas que normalmente pasan desapercibidas si sólo pienso en ellas.
Después releo todo esto y me doy cuenta que hay temas que repito a lo largo de los días, o semanas y esos temas empiezan a interrelacionarse con otros o a contradecir cosas que ya había pensado. Entonces trato de armar una suerte de indice o resumen y ahí es cuando los post empiezan a cobrar forma. Trato de mantener muchas palabras o frases que escribí de forma impulsiva porque creo que en ese momento, mientras lo escribía es cuando realmente estaba entendiendo lo que quería decir. Durante ese proceso de releer las cosas encuentro nuevas conexiones, o cosas que vistas unos días después cobran otro sentido. Eso también me gusta mucho, encontrar cosas nuevas en ideas que ya había pensado.
Finalmente espero que a partir de comentarios de ustedes, los lectores, éstas ideas sigan cambiando y pueda verlas desde otra perspectiva. Seguir aprendiendo.


Precios,  copyright y otras verduras

Todo el material que publico es gratis y va a seguir siendo así. (Recién estoy empezando con éste blog, así que quizás ésto no tenga mucho sentido ahora, pero tengo la esperanza de que éste proyecto crezca y este ideal es algo importante que quiero mantener)

Creo que con la ayuda de un grupo de marketing muy talentoso, editores, publicistas y demás, podríamos crear cosas que se pudiesen vender, pero no es mi objetivo principal. Escribo estas cosas para ayudarme y ayudar a otros. No es la solución a todos los problemas de la humanidad, pero quizás algo de lo que escribo logre ayudar a otro ser humano y eso sería genial!!. No quiero que el dinero sea un límite. 

Tal vez en algún momento coloque un botón para recibir donaciones (en caso de que entre mis lectores haya personas lo suficientemente locas como para mandar dinero a otro loco en vez de utilizarlo para algo más). Pero TODO lo que escribo va a estar disponible para TODOS de forma gratuita siempre. No tengo inconveniente en recibir dinero a cambio de lo que escribo, pero no quiero que eso me separe de posibles lectores, y no quiero perder de vista cual es mi objetivo real.

Una conocida una vez me dijo que en este mundo consumista si no cobras por tu trabajo es porque no necesitas el dinero. Y añadió “el altruismo solo esta bien visto en los multimillonarios”. Yo no soy un millonario. Económicamente, no estoy ni siquiera cerca de ser una persona medianamente rica. Hago esto porque me gusta y no me importa como es visto. Mientras pueda y quiera seguir haciéndolo, lo voy a hacer.

Por lo general estoy leyendo cosas acerca de temas que me interesan. Mucho de lo que leo pasa a formar parte de mi y luego, por consiguiente, se ve reflejado en lo que pienso y escribo. A menudo me resulta muy difícil reconocer de donde procede una idea, de donde me inspire para pensar así. Cuando puedo hacerlo, incluyo links para que puedas ver el material original. Si los posts no tienen links en si mismos, acá podés encontrar todo el material que leo y me gusta.

No me pagan para difundir determinados libros o videos, son cosas que he visto, me han gustado y las comparto. Me parece que esta es la manera de realmente reconocer el trabajo de otro y en caso de que quieras profundizar sobre algo puedas recurrir a la fuente original. Sin embargo esto no quiere decir que en todos los casos pienso igual que esos autores, o que ambos estemos hablando de la misma cosa. Realmente no tengo idea de como piensa otro ser humano aparte de mi.

En cuanto a derechos de autor se refiere, todo lo que ha escrito otra persona le pertenece a otra persona y no es mi intención reproducirlo ilegalmente ni apropiarme de la propiedad intelectual. Lo que yo escribo “me pertenece”, pero puede ser reproducido libremente. Mi ego agradecería si se menciona mi autoría, sin embargo me importa más que las ideas vuelen, que tengan vida propia. El reconocimiento es sólo un lindo detalle.

2 thoughts on “Info

  1. Yo soy aquel

    Bien bro, tus reflexiones han sido como un espejo en el que puedo mirar algunos pasajes de mi vida. Me late tu blog, como decimos aquí en México, está chingón!…

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *