Live in uncertainty

The entire Hollywood paradigm (I’m hating that name) its supported by a fragile pillar: “I know that once I achieve my goal I’ll be happy and I know this thought is true.”  I wake up every morning, I work, I buy stuff, I live, but I don’t question the believes I have about my goals. Sooner or later I’ll get what I’m looking for, so in the meantime I behave like a happy robot that knows that the order that he has in his head are correct.

How does the robot know that his goals are correct? Where does this certainty come from? How do I know that what I want to achieve is really going to make me happy or complete? How do I know which path is better in order to achieve my goal? Why do I want that and not something else? Is that the purpose of my life? Why I’m alive?

Continue reading

Knowing before doing, the Hollywood paradigm

I have always found it hard to finish the thing I started. I guess I’m not constant enough, I change my mind too easily. I don’t know. Usually I start something and soon enough something else caught my attention. Many times I have seen this as a problem because I tend to compare myself with others. I see that many people simply set a goal and after some time they get it. To me, is not that simple: I’m constantly wondering whether or not I have made THE right decision. I begin to think about all the things that I could be doing and I get lost in endless options.

Continue reading

La Curiosidad

La vejez es la pérdida de la curiosidad.
José Martínez Ruiz Azorín

En posts anteriores he escrito acerca de 2 formas diferentes de ver la vida que conozco:

He vivido gran parte de mi vida siguiendo la primer forma, creyendo que tengo que saber antes de hacer. Es algo que está implícito en el funcionamiento del sistema educativo actual de mi país (y de muchos otros países): Los niños aprenden toda una serie de contenidos sin realmente saber para que sirven. Esto los prepara -supuestamente- para luego hacer. Primero se aprende, luego se hace. Esa es la manera en la que funciona el mundo. Si no se nada no puedo hacer nada, estoy condenado a una parálisis psicológica. Si no se que es lo que quiero, ni se cómo conseguirlo ¿qué hago con mi vida? ¿Como me muevo hacia el futuro?.

Continue reading

Saber antes de hacer, el paradigma de Hollywod

Siempre me ha costado terminar las cosas que empiezo. Supongo que soy poco constante, o cambio de parecer muy fácilmente. No se. Por lo general empiezo algo y al poco tiempo otra cosa me llama la atención. Muchas veces he visto esto como un problema, porque tiendo a compararme con otros y veo que otras personas simplemente se proponen algo y lo consiguen. Para mi no es tan fácil: Constantemente me pregunto si lo que he decidido está bien o mal, si tiene o no sentido. Empiezo a pensar en todas las cosas que podría estar haciendo y me pierdo en interminables opciones.

Continue reading

Vivir en la incertidumbre

Todo el paradigma de Hollywood (estoy odiando ese nombre) se sostiene en un frágil pilar: “Se que conseguir mi objetivo me va a hacer feliz y se que ese pensamiento es cierto”. Me levanto por las mañanas, trabajo, compro cosas, vivo, pero no cuestiono las creencias que tengo acerca de mis metas. Tarde o temprano voy a conseguir eso que quiero, por lo tanto me comporto como un feliz robot que sabe que las ordenes que tiene en su cabeza son correctas.

¿Cómo hace el robot para SABER que eso es correcto? ¿De dónde viene esa certeza? ¿Cómo se que eso que quiero conseguir, realmente me va a hacer sentir feliz o realizado? ¿Cómo se cual es el mejor camino para conseguir lo que deseo? ¿Por qué quiero eso y no otra cosa? ¿Es ese el propósito de mi vida? ¿Por qué estoy vivo?

Continue reading

Prefiero cambiar algo externo en vez de cambiar algo interno

Creo que en muchos intentos de cambiar algo en mi vida, simultáneamente mantengo un deseo de no cambiar. Suena un poco confuso, pero voy a tratar de explicarlo: me encuentro con una situación desagradable y mi primera reacción es tratar de modificar las cosas para salirme de esa situación. Hasta acá todo bien porque parece que estoy queriendo modificar algo, sin embargo ese deseo de cambiar cosas externas está sostenido por una serie de creencias internas que no quiero cambiar. En mis adentros no hay un deseo real de cambio, sino todo lo opuesto. Me atrevo a decir que esa es la razón por la cual sin importar que cambie por fuera, vuelvo siempre a la misma situación.

Continue reading

Tengo razón

Quiero hablar de algo que, una vez escrito suena muy obvio, pero en el día a día pasa inadvertido. Cada vez que pienso algo, lo que sea, estoy dando por sentado 2 hechos: que el pensamiento es mio y que lo que dice de la realidad es cierto. Por ejemplo: “Éste gobierno es malo, no saben lo que están haciendo”, “Fulano es una persona egocéntrica y materialista”, “La mejor manera de tener dinero es consiguiendo un trabajo estable”, etc. Esas ideas, cuando aparecen en mi mente no las veo de forma pasiva y distante, ni siquiera las “veo”, sino que automáticamente las asumo como propias y como reales. Soy YO quien piensa eso, mi pensamiento es una interpretación correcta y SE que tengo razón. Son muy pocas las veces donde me detengo a cuestionar realmente algún pensamiento.

Examinemos más detalladamente ésto: Yo, en este momento del tiempo, de entre toda la humanidad, tengo razón y las demás personas no. ¿No suena un poquito engreído?. Quizás me perdí el momento en el que todos los dioses bajaron del Olimpo y me otorgaron la verdad única. Debería haberme sacado una foto con algún Dios, para recordar que tengo la responsabilidad de cargar con la verdad única.

Continue reading